Poemas hallados en librerías de viejo.




Hace ya años, Alejandro Palizada me regaló -sospecho mucho que sin saber qué era lo que me traía- uno de los poemarios que más visitiaría yo durante mi vida de lector pedestre de poesía. Él Había hecho un viaje al DeeFe y, en una librería de viejo, había encontrado una edición rústica, muy bonita, de Salmos Al viento, poemario que Lumen le había publicado a José Agustín Goytisolo en el ochenta, y en el que se leía un prólogo de otro conocido de ese tiempo, José María Castellet. Era claro que a Alejandro se le había hecho conocido el nombre nomás. Yo hacía una tesis de otro Goytisolo, de Juan. El libro tenía una dedicatoria de alguien que invitaba a otro alguien a que se fuera para Barcelona, la dedicatoria estaba fechada en el ochenta y dos, año en el que yo nací. Era una invitación interesante, uno puede encontrar ese territorio en aquel poemario, el de una Barcelona que ese mirón delataba entre sus Salmos al viento, era pues, la dedicatoria y el poemario entero, una sugerente conminación a conocer ese margen, esa Barcelona de aquel tiempo en el que yo me paseaba por el vientre de mi madre.


Hay, sin duda, grandes palabras arrastradas, palpitantes, profundas y con ese tono elegiaco que siempre caracterizaría al mayor de los Goytisolo desde su primer poemario, pasando por aquel dedicado a su madre, de cuya muerte ninguno de los hermanos se recuperaría jamás como podremos leer en cualquiera de ellos. En el librito del que relato la historia, bajo errores de tipografía y empalmes de tinta se puede leer un poema que especialmente llamó mi atención, lo reproduzco acá:


"Cuando yo era pequeño

estaba siempre triste

y mi padre me decía

mirándome y moviendo la cabeza: hijo mío

no sirves para nada.

[...]

En la calle en las aulas

odiando y aprendiendo

la injusticia y sus leyes

me perseguía siempre

la triste cantinela:

no sirves para nada


De tristeza en tristeza

caí por los peldaños

de la vida. Y un día

la muchacha que amo

me dijo y era alegre:

no sirves para nada. "


Fui abriendo las páginas con uno de esos cuchillos finos que cortan cartas, lo había encontrado entre los cacharros de mi madre. Parece que el libro no había sido leído. Quiero imaginar que se debió a que no hizo falta porque a quien se lo habían dedicado ya estaba allá, en Barcelona. También, sólo por mencionar algo, leí esos poemas en aquel programa de radio que se llamó letras con vida, comenté el prólogo y eché de mi cosecha juntando, a partes, la historia que me sabía de esta trinidad de escritores que nunca sabrán que me mostraron Barelona, Marraquech y el interior de quien vio la guerra.


Esta mañana he leído en Babelia que se publica la obra completa de este poeta que me acompañó durante aquella temporadita de azotes existenciales mientras escribía una triste tesis también. De él dice Alberto Manguel, "Para nosotros, adolescentes, los versos de Goytisolo definían un estado de ánimo bien conocido, esa entrada al mundo adulto que simultáneamente anhelábamos y temíamos. Nuestro también era su imposible deseo:"

¡Ah, si todo pudiera
comenzar otra vez
de un solo golpe; de una sola
pura y simple palabra!


*dele click en el título de esta entrada para leer el artículo completito.

18 Escrúpulos y jaculatorias.:

G Velázquez dijo...

ahora lo entiendo todo
no era Holanda ni Madrid... era Barcelona a donde debías ir

LSz. dijo...

Ja. G, en Madrid hay un doctorado sobre con línea temática afincada en Juan Goytisolo, ¿todavía será tiempo?

Saludote. Es un honor tener un commentario tuyo en el bló.

media luna dijo...

Te he leído y he leído el artículo completo del País, y te doy las gracias por ello.
También he leído que andabas de paseo por el vientre de tu madre en los ochenta y he pensado: ¡Lástima! Se perdió la movida madrileña. Así se denominaron aquellos años ochenta. Yo casi que también me la perdí, pero por otras razones. Sea como sea, Madrid es siempre un buen destino:)
Y menos mal que siempre hay quien se atreve a contradecir al maestro!
Saludos

G Velázquez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
G Velázquez dijo...

no no ya no es tiempo
ya será tiempo
¡pero de Barcelona, joder, que Madrí no!

media luna dijo...

Barcelona es también siempre, un buen destino. ¡Faltaría más!:)) No vaya Sánchez a pensar que entre madrileños y catalanes existe rivalidad.
Saludos a los dos desde Madrid.

G Velázquez dijo...

medialuna, yo le digo lo de Barcelona sólo por la 'señal' de Goytisolo, jeje, seguro que Madrid es también un buen destino, saludos hasta allá

LSz. dijo...

Pareciera, Media Luna, que me llegó el rumor de aquella hecatombe llamada "la movida". Y reviso fascinado el pop y al Sabina. Y paseo por callejuelas de Almodóvar y termino sabiendo que en los ochenta hubo algo; no sé muy bien qué, pero lo hubo.

LSz. dijo...

Y G, joder, a donde sea, lo que importa, en todo caso, es moverse, qué no!

Un privilegio insonmensurable tener más de un commentario tuyo aquí. Saludo de domingo post cabalgata poética en Cuévano.

Alejandro Palizada dijo...

Increíble recordarlo... ahora mi turno: ya lo he puesto en mi blog.

LSz. dijo...

Siguiendo al anacentrista, yo coloco en cada papeleta un Yo, Nunca.

Alejandro Palizada dijo...

tsss.. no seas gacho... recomiénda mi blog entre tus lectores... Y s´´i, Blas Barbosa lo hace todo más tragicómico: Calixto sin Melibea.

LSz. dijo...

Escribes eso como si necesitaras mi recomendación; sin embargo, el último post me ha resultado de tal hilaridad, de tal entraña que me ha conmovido.

samuel dijo...

"no sirves para nada"

qué bonito
y qué bonito es el apellido goytisolo

yo compré en el súper
"paisajes para después de la batalla"
del otro goytisolo
y en realidad lo compré sólo por los nombres
tanto el apellido como el título me parecieron encantadores
y bueno
lo compré sobre todo porque costaba 20 pesos

saluuut caballero

ah
y definitivamente Barça
al menos en lo que a futboles se refiere

Alejandro Palizada dijo...

Y te fijas que todo mundo piensa en Barcelona, España?

Desilusionemos al público: se trata de Barcelona, Venezuela.

sopas!

G Velázquez dijo...

jajaja
mal chiste
yo no caí :P

Nerea dijo...

Ele, ele:
No sirves para nada.

=)

LSz. dijo...

Así es.

Tú misma. Saludo

 
Free counter and web stats