Muere Corín Tellado, maestra de lo sentimental

Corín Tellado, la escritora más prolífica en castellano, la más leída en español (según la Unesco) tras Cervantes, y paradigma de la cumbre de la novela sentimental en los últimos 60 años, falleció ayer en su domicilio de Gijón (Asturias), a los 82 años, 15 días antes de que cumpliera 83. Deja una vasta obra de más de 4.000 novelas cortas del género rosa, 400 millones de ejemplares vendidos y numerosos relatos, que siguió publicando quincenalmente hasta su fallecimiento...
(El país)

9 Escrúpulos y jaculatorias.:

José Antonio dijo...

Sí, la escritora más prolifica e ícono del entretenimiento de masas :)

Aleita! dijo...

fuertes declaraciones

D.Koriander dijo...

Bah! yo la he de confesar que la he leído, es una pena que falleciera, es de reconocer que hizo que millones de personas se acercaran a la lectura... además, ¿Quién no vió o leyo una de sus novelas en la Vanidades de la abuela o de la tía? al menos yo si, y son recuerdos tiernos de cuando uno era mas inocente con la literatura y mas ingenuo... Claro, había toneladas de emoción en sus relatos, siempre con esas muchachas no tan bellas pero que guardaban rasgos inusuales de inteligencia, un corazón herido y a punto de caer en las terribles garras del amor apasionado, de tórrido romance, con infinidad de posibilidades de galán pero que siempre culminaban un un final "feliz"...
R.I.P. Corín Tellado

LSz. dijo...

Que levante la mano quién no encontró en Corín Tellado sus inicios lectores de pornografía y chicas cosmo. Que no me vengan con habladurías, Cabrera Infante la editaba y corregía cuando trabajaba para Vanidades; No puedo olvidar tampoco que yo llegué a Ibargüengoitia por leerla a ella: en la misma revista, una novelita de amor y un artículo del inventor de Cuévano. sí que es una pérdida.

José Antonio dijo...

Así es. Lo de "fenómeno de masas" no es, para mí, en este caso, denigrante. He de confesar que siempre me llamó la atención esas novelitas "prohibidas". Y sí que leí algunas páginas de ella en las revistas de compraban mis tias (y algunas veces mi madre)

media luna dijo...

No puedo creer estar leyendo esta noticia en tu blog. No puedo creer que haya muerto Corín Tellado y yo no me haya enterado por el telediario. Creo que merecía un hueco en el noticiario. En cualquier caso merece un hueco en mi corazón, porque aunque no soy consciente de haber leído ninguna de sus historias ni de sus relatos, la tengo un gran cariño porque desde niña oí a mi madre hablar de ella y de su afición a todas sus páginas que leía a escondidas bajo la cama. Y en mi mente de niña, Corín se convirtió en una gran autora capaz de llevar a mi madre a desobedecer a la suya, o lo que era lo mismo, llevarla a pecar. Ahora mismo tendré que darle la mala noticia.
Es un honor poder decirla adiós desde tu blog y enviarla todo mi cariño y mi respeto desde aquí.
Saludos a todos.

Alejandro Palizada dijo...

Recordarás cómo se burlaban tus maestros doctores españoles y poblanas.
Yo tengo una deuda de por vida con Og Mandino, porque sus libros me acercaron a Huysmann y a Foucault. Si no hubiera leído "Quién se ha robado mi queso" no hubiera podido jamás conquistar el derecho despótico de reír con vileza en la cara de muchos estudiantes de filosofía. Y sin duda, gracias al reggaetón y a la cumbia conquisté a mi mujer.
No, pero eso es de ignorantes. Pobre de mí: imbécil inculto.

LSz. dijo...

Un problema con el prejuicio, con la triste idea de que para hablar de algo sólo hay que descalificarlo. Confieso mis lecturas juveniles y mi educación sentimental que llegó a donde ha llegado gracias a las Corín Tellado y a los diferentes libros de autoayuda que sí, no orgullosamente, pero sí de facto, leí cuando vivía en un internado y no había otra forma de conocer lo que los libros decían. Antes de leer a Zorrilla o a Valera, leí Og Mandino y Cuahutémoc Sánchez y antes de ellos a Tellado. Soy un imbécil inculto, o un inculto imbécil que leyó libros de editorial diana.

Y mi buen anacentrista, la salsa yo la prefiero en los tacos, la cumbia para cuando viajo en el colectivo en las mañanas rumbo a mi destino docente. Je.

D.Koriander dijo...

Hayq ue reconocer que finalmente seremos los últimos de una generación de intelectuales de barrio, de prole... Ahora la mayoria de las genereaciones jóvenes son snobs con mucho material pesado en su haber sin una experiencia vivencial. Claro que empecé también con Carlos Cuahutemoc Sanchez y su Juventud en Extasis... y los libritos de 100 poemas clásicos, también a Corín Tellado, porque era pobre, era ingenua y era inculta... pero me divertí y me condujeron a creer que para escribir habia que vivir y para vivir había que leer y claro que sí... imitar a esos héroes simplones... digo es más fácil toparte con un Kalimán o con el hecho de que "todos tenemos el poder dentro de nosotros" o con una chica común que es capaz de sucumbir a inexploradas pasiones que de golpe descubrir que las metas y los heroés literarios son criaturas inalcanzables, llenos de complejisismos mecanismos y pensamientos frutos de reflexiones y experimentos y demás...
Bah! yo empecé con Corín Tellado(si me la topo la leo por cariño) y de ahí a Jane Austen :P

 
Free counter and web stats