En desolación de la Quimera:

Hablando a Manona
Manonita, Manona,
ahora has aprendido
cómo el aire, de pronto,
se lleva a los amigos.
Y así
tú estás ahí
yo estoy aquí.
A veces Dios nos hace
de un cariño regalo,
por un poco de tiempo,
cuando bien nos portamos.
Y al fin
tenemos que vivr
tú ahí, yo aquí.
¿Está bien, te parece,
Manona, Manonita,
que el cariño no sea
para toda la vida?
¿Y así
tú estés ahí
y esté yo aquí?
esperemos, Manona;
Manonita, paciencia:
tal vez nuestros afectos
Dios los pone a esa prueba.
Y así
tú estás ahí
yo estoy aquí.
Y luego una mañana,
despertando, hallaremos
sonrientes las caras
de los que estaban lejos.
Y al fin
no estaremos así:
tú ahí, yo aquí.
(Luis Cernuda, Desolación de la Quimera).

2 Escrúpulos y jaculatorias.:

Freakazoid dijo...

Esto me trajo recuerdos...
Qué bonito...
Saludos

LSz. dijo...

Saludos Fr.

 
Free counter and web stats