Veranos pasados: en la posada del fracaso.


Ésta es la historia de un fracaso. La historia de la juventud errante que probó algo que no conocía. Esto es la explosión. Éste el destape. Ésta “la movida”. Antes de que los Vientos de Cambio, la pared. Roger Waters reía sórdidamente y The Scorpions arpegeaba una caída. Las efigies de Lenin y Stalin caían de cabeza; Coca- Cola y Mc Donal´s para el Este. Esta historia es la del descontrol. Allí en la que se cruzan los caminos, donde las niñas ya no quieren ser princesas.
Todo apesta a ginebra y el esperpéntico panorama tiene como consigna y adjetivo la velocidad. La grifa y el clima queman, las jeringuillas y el SIDA se encuentran en el lavabo. Freddy Mercury, Gía, la top model y Nacha Pop, algunos de los apestados. Todo lo acondiciona el humor de la noche. Todo es acorde para que las chicas se diviertan. Todo es ríos de alcohol. La noche es el espacio. No hay estrellas. Les presento el callejón de los sueños rotos, aquí.
Aquí no queda sitio para nadie. Aquí la desesperanza cunde. Aquí nihilismo en cada esquina. Aquí un pavor a crecer, y Peter Pan y Alicia y el mago de Oz en Brodway. Ritmos industriales, un leñador machista pidiendo corazón, un tipo corriendo contra el reloj, un hombre de paja que pide sentimientos, ya no hay felices no cumpleaños, un rey que pide valor para vivir, ya no hay tiempo.
Ésta es la historia de un fracaso. Ésta es la historia del despertar; de despertar frente a la noche; de jugar a ser libres y de encontrar la caída; de encontrar esta libertad mezquina, que a capricho responde al nombre de orfandad; ésta es la historia del desconsuelo y la fragilidad y las lágrimas y la pérdida y el miedo o la indiferencia, ésta es la historia de una renuncia, de miedo, de indiferencia al futuro. Aquí las chicas sólo quieren divertirse.
Aquí los subterráneos y el camino lo dictan Keorac, Los Rolling y José María Cano. La cloaca. Aquí el aire es denso y equipaje de la memoria no tiene cupo. Aquí habrá que borrar lo que ha sido detrás. Sí, aquí hay borrón y cuenta nueva. Hay que vivir esto: en cuarta velocidad para huir del amanecer; disimular la resaca es el mejor drama. No importa nada. El desconsuelo insondable ya no cala. La humedad revienta en la cara este hálito de fracaso. La desesperanza en el porvenir y las pocas ganas de que éste aparezca reinan; y aquí no hay posibilidad de ser feliz; y aquí no interesa serlo; y aquí hay lágrimas de desamor, de nueve meses de desamor que vienen. Aquí se han robado la primavera. Aquí todo quema y es temible.
Éste es el tren. Ésta la instantánea: mustangs color naranja y vespas. Ana Torroja canta triste, masculinizada, canciones de desencanto, desencuentro, desatino, extravío, en un barco a Venus.

4 Escrúpulos y jaculatorias.:

G Velázquez dijo...

me sonaba, me sonaba

media hora después supe de dónde =P

lindo, lindo

我爱麻将网 dijo...

After reading the information, I may have different views, but I do think this is good BLOG!

Patancito dijo...

Afortunadamente siempre hay un lugar para alguien en la posada. Algunos intentan irse, otros vuelven por nostalgia y algunos jamás salimos...Las niñas ya no quieren ser princesas, a menos que lo sean con boca de fresa.

LSz. dijo...

G velázquez. Sí, lindo. Jo.
Patancito: son otras princesas. Y la posada, ya sabes, siempre está cuando el tren se va.

Saludos.

 
Free counter and web stats