31 de diciembre.

"Hemos celebrado el año nuevo como quien dice en familia [...] Supe que siempre había querido marcharme. Entré y antes de que pudiera cerrar Ulises aceleró de golpe. Oí un disparo o algo que parecía un disparo. Nos han disparado, hijos de la chingada, dijo Lupe. Me volví y através de la ventana trasera vi una sombra en medio de la calle. En esa sombra, enmarcada por la ventana estrictamente rectangular del Impala, se concentraba toda la tristeza del mundo. Son fuegos artificiales, oí que decía Belano mientras nuestro coche daba un salto y dejaba atrás la casa de las hermanas Font, el Camaro de los matones, la calle Colima y en menos de dos segundos ya estábamos en la avenida Oaxaca y nos períamos en dirección al norte del DF."
(Los detectives salvajes, 136-137)

2 Escrúpulos y jaculatorias.:

media luna dijo...

Tengo que leerlo sin falta. Bolaño!!
Saludos nuevos.

南通棋牌游戏中心 dijo...

I will pass on your article introduced to my other friends, because really good!

 
Free counter and web stats