Qué ganas de llorar

Cuando le conté que no iba a poder defender la tesis el viernes por una equivocación mía me dijo "fue el premio". 
Me dolió. 
Me ovillé. Sentí un dolor en mi costado derecho. 
Quizá sea a quien considero mi gran amiga y lo único que pensó de mí rondaba entre la soberbia y la facha. 
Me descompuse.  
No pensaba en el premio ni un segundo cuando estuve en Puebla hace dos días. Pensaba en cultivar la paciencia desde cuando llegué a la hora del café en la oficina. Esperé y procuré ser muy amable con Conchita que me tramitó el título. Comenzó el trámite desde septiembre pasado y lo terminó el veintitantos de junio. Ese fin de mes pensaba hacer los trámites, no fui desidioso. Uno de los lectores, el que ahora, aparentemente está disponible, salió de viaje. Le resté importancia. Había tiempo. 
Mantuve gacha la cabeza mirando mis zapatos cuando llegué con ella y me dio instrucciones. Firmé con una calma contenida el "recibí original" en la administración y volví a otra oficina. La secretaria me vio entrar. Estaba contenta porque su madre había salido bien de una operación. Comprendí y estuve secándome el sudor de las manos en los bolsillos del pantalón mientras ella le platicaba esto a alguien al otro lado del teléfono. La vi coquetear un poco, decir cosas cursis, preguntar si no incomodaba, si el interlocutor tenía trabajo, si mejor colgaba. Estuve atento a esto durante una media hora. Fui paciente y ni un ceño fruncido le regalé a la impaciencia. 
Virtuoso y behetlemita. 
Pensé que ver a Vite en la Terminal bastaba para estar tranquilo. Pero iba con freno de mano el trámite. 
No tenía en la mente la noticia. No recordaba el lunes casi al medio día que sonó el teléfono y una señorita, más emocionada que yo por que quien ganaba el premio es de Irapuato -como ella, me dijo-, me preguntaba qué se siente y yo le respondía que era una linda manera de comenzar la semana. 
Pensaba en esta semana, en la anterior, bastante desinfladas. Mi plan de tramitar el acta para examen recepcional estaba en el centro, no pensaba en el premio. Mi objetivo era único: lograr salir de los trámites que suelen aterrarme. 
Es verdad que me muevo como entre espinas en lo protocolario y se me funda una paranoia estúpida cuando los camino, seguro es excesiva mi sed de martirio y hasta agotador el discurso. Pienso que a nadie le importa y por eso lo termino escribiendo en este blog, porque todos tienen su historia y a nadie le interesa la propia. Los infiernillos de cada uno son banales.
No olvido nunca que soy poco y le importo poco a nadie y estos actos públicos de depender de oficinas me lo recuerdan. 
Es cierto que esa sensación de crucificado me paraliza, pero no creo que haya sido que pensara en que por ganarme un premio podía mandar o hacer. 
Mi urgencia por titularme viene de todos lados. 
Tiene un rasgo común conmigo, es un anhelo desesperado. 
Hace un pinche año debía hacerlo. Pagué caro irme a San Luis. Me hicieron la kafkiana y yo alimenté con desidia ese laberinto. 
Escribo esto y siento el peso de las decisiones en el pecho.
No me informo. Cuando veo los requisitos pareciera que están escritos en chino y me ofendo porque la redacción no me gusta o no entiendo bien a bien a qué se refiere tal o cual dato. 
Pero no pensaba en el premio, no me sentía soberbio. De hecho, parece que a todos les importara más que a mí. 
A mí me da miedo ponerme a alardear, a decir algo que no debería. Me atemoriza sentirme contento por el reconocimiento porque eso sería aceptar que todo lo hago por una ansia infantil de quien ha aspirado siempre a obtener el reconocimiento que nunca tuvo antes, como si se tratara de una venganza, una actitud de niño mimado que patalea o que se esconde para que lo busquen. 
Guardo mi júbilo hacia adentro, siento un hoyo en el estómago de tan caliente que tengo la alegría contenida porque me da miedo celebrar. Temo a que, como me ha sucedido alguna otra ocasión, cuando levante la cara y sonría, todo se vaya a la mierda en medio del espacio que tengo entre los dientes frontales. 

No cuento mi historia a los otros. No digo que otra cosa que me horada es que piso mal y me disloco por cosas idiotas. Me encabrono cuando descubro que estoy "sufriendo" por alguna tontería, un desplante, un desengaño. Me maldigo cuando comienzo a preguntarme porqués sobre algo sin valor como un rechazo o no ser la prioridad de quien quiero ser. Me detengo al momento que comienzo a hablar de esas historias con alguien, Me parecen sin sustancia y que sólo me importan a mí. No necesito que alguien me diga que todo va a estar mejor o cosas del tono. Me doy pereza lloriqueando. 

Pero no soy fuerte. Estoy agotado. No encuentro algo más allá de la alienación o la respiración irracional para continuar con lo que se me ponga enfrente. Ni siquiera reflexiono. Sólo me responsabilizo porque pienso en que no tengo derecho a lamentarme, no cuando soy un privilegiado (sea lo que sea esto). No hay manera de renegar cuando lo que sucede alrededor es tan cutre. Eso sería ingratitud. Pero no soy fuerte. Estoy agotado, entristecido, caído.
No soy un héroe porque sufro y me tropiezo con pendejadas, con altas ínfulas, con falsas luchas contra la indiferencia o malogradas maneras de convivir con la frustración. 
Veo los mensajes que me dejan mis hermanos, los amigos, unos desconocidos y me atacan unas ganas de llorar que no comprendo. 
Supongo que algo químico está mal en mí. No es normal. Estoy sobrecogido pero me siento tan triste como dice Bellatin: "Estoy solo, triste. A pesar de todo lo impresionantemente bello que ocurre al rededor". 
Agrego, además, me siento ingrato por eso. 

3 Escrúpulos y jaculatorias.:

Damiana Leyva Loría dijo...

Tú tranquilo Tesequar...

Me parece que siempre has vivido y vivirás en saudade, y ya no deberías evitarlo...creo.

Saludos!!

Lucía dijo...

Se siente que es difícil respirar entre lo que escribes, quizá porque las lágrimas oprimen demasiado.

Pretextos hay muchos, ocasiones, creo que no tantas.

Déjate ser...

Un beso y un abrazo.

Anónimo dijo...

[b][url=http://www.cheapuggbootssalenow.co.uk/]cheap uggs[/url][/b] Additionally, do nearly all of the Burberry Outlet on-line bag has a symmetry design (a number of except). C symptoms during the bag heart is symmetrical, if heart has suture line of words, C phrase each other along the department of symmetry. This kind of symmetry is often applied to the full Burberry bag, plus the bogus Burberry (or a cargo) it truly is tough to do the full consistency..

[b][url=http://www.bestlouisvuittonukstore.co.uk/]louis vuitton handbags[/url][/b] For those who really need to, you are able to require acetaminophen or ibuprofen for suffering relief. If you are exceptionally uncomfortable, you could express just plenty of milk to generate your situation extra tolerable. This will extend the procedure, nonetheless, for the reason that stimulating your nipples and draining your breasts signals your system to produce far more milk.

[b][url=http://www.cheapuggbootswebsite.co.uk/]www.cheapuggbootswebsite.co.uk[/url][/b] There are lots of other filters obtainable to photographers, for correcting, manipulating, or improving the tip result of your image. These consist of contrast filters for monochrome movies, color 'balancing' and color 'correcting' filters for high-quality tuning the outcomes of colour photos. And you can find filters which might operate similarly perfectly on the two monochrome and colour movies..
Oh, in addition to a fucking bottle up the ass of the ass shover would assist also, that way, he would know not to shove anything at all, a great deal much less his ass in to the backs of other people. Why Because my dearest dad forgot to pay my broadband expenses and now I've no internet connection to talk off. And that i was eager to make use of the internet after starved of it for 2 times..

[b][url=http://www.discountlouisvuittonoutlet.co.uk/]discount louis vuitton[/url][/b] In the within, it's two storage compartments, a single most important zipper jean pocket and a different toned pocket. Probably the sample permit you to remember the Louis Vuitton Monogram Suede Stamped Whisper. However, have a very exceptional appear, you are going to see that you simply will discover minor modifications bewteen barefoot and sneakers.
A few of the savings they provide to the web page are get three days, get 2 times cost-free, discounted price levels on Sea Globe that can conserve you a couple of dollars and much far more. You'll want to check the website often to be able to be updated when new discount tickets are presented. You will get tickets for Walt Disney World, Universal Studios, Sea Environment and even more.

 
Free counter and web stats